Aprender de los juegos clásicos

El mundo retro sin duda es una excelente fuente de inspiración parar cualquier programador Indie. Cuando a partir de los años 80 del siglo XX. aparecieron los primeros ordenadores personales hubo una explosión de juegos realizados para todo tipo de ordenadores personales de aquella época. Las imágenes de 8/16 bits hacían que los juegos tuviesen muchas limitaciones gráficas, y la escasa memoria (16/48/128k) requerían de un esfuerzo de programación para diseñar con tan pocos recursos juegos memorables. 


Estas circunstancias hicieron que si por alguna cosa se caracterizaban los juegos de aquella época era su originalidad. Claro está que tener todo un mundo inexplorado es por una lado una ventaja, pero por el otro lado los escasos recursos técnicos disponibles hacían que el ingenio se agudizara al máximo. De esta época hay grandes juegos donde destacan por su jugabilidad y originalidad.

Actualmente una buena fuente de inspiración es el análisis de los juegos clásicos. Teniendo en cuenta que actualmente podemos mejorar los gráficos, hacer juegos más grandes, mapas enormes, animaciones complejas, shaders, efectos con partículas muchas veces lo que falla es la originalidad. 


Actualmente cada cierto tiempo tenemos un producto con alguna dinámica original, un escenario nuevo donde no tardan en aparecer copias con la esperanza de subirse a la estela de un éxito, en aquella época el porcentaje de dinámicas originales era mucho mayor que ahora. Algunas de ellas se han perpetuado en el tiempo, otras han caído en el olvido sobrepasadas por el arte de atraer a los jugadores con efectos especiales que esconden sencillamente... un mal juego. 

Yo recomiendo a los nuevos diseñadores de videojuegos que se lancen a buscar un buen emulador y prueben algunos de los clásicos de MSX, Spectrum, Amstrad CPC o los primeros PC. Con una mirada crítica se pueden sacar buenas ideas, temáticas, dinámicas que utilizando la tecnología moderna puede ser un buen punto de lanzamiento o avance de la carrera en el mundo de los videojuegos.

Otro enfoque es la copia o actualización de los grandes clásicos. Desde los años 80/90 algunos de los grandes clásicos de han clonado a nuevas plataformas mas moderas o nuevas en el mercado. Veamos algunos ejemplos:

La abadía del crimen es un videojuego realizado por Opera Soft en 1987, basado en la novela El nombre de la rosa de Umberto Eco, y diseñado por Paco Menéndez y portado a MSX, Spectrum, Amstrad CPC y PC. Unos años mas tarde apareció otra versión para PC ampliada aprovechando las mejoras del hardware pero siguiendo la misma estética y dinámicas que el original.











Abadia del crimen en versión ZX Spectrum.  













Abadia del crimen en versión MSX.  


Otro ejemplo de aquellos años podría ser el juego de puzzle y plataformas de Micro-gen de 1984 Pyjamarama; una aventura que consta de una serie de pantallas en las que encontraremos una serie de plataformas, deberemos esquivar los peligros que encontramos en las salas y recoger los objetos que nos encontremos en ellas. Es un juego difícil sin efectos de sonoros, colorido pero muy entretenido. Unos años mas tarde (2004) se hizo una versión para PC y Machintosh que es exactamente igual que el original de los años 80.













Pyjamarama de ZX Spectrum
(1984)











Pyjamarama de PC
(2004)


Ahora que esta de moda los juegos retro, veremos algún día juegos inspirados en estos clásicos portados para tabletas o teléfonos inteligentes? Yo creo que si.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Energy Up: Cuando el pasado encuentra el futuro

Una vez me dijeron que la inspiración llega cuando menos te lo esperas. Después de terminar mi ultimo proyecto  Simón, color vs. color , qu...